CULTURA ECOLÓGICA

Ya he aludido en este blog al curso sobre Economía del Bien Común en el que participé el pasado mes de septiembre. En uno de los grupos de trabajo, uno de los asistentes comentó (no es textual, lógicamente): la técnica ha avanzado mucho pero en la ética hemos avanzado mucho menos. Me dio que pensar y me di cuenta que hay diagnósticos universales, porque esto mismo lo he leído en la Laudato Si en el capítulo tercero: el inmenso crecimiento tecnológico no estuvo acompañado de un desarrollo del ser humano en responsabilidad, valores, conciencia. La técnica nos desborda, va muy deprisa pero el ritmo de la naturaleza y el ritmo del hombre son más lentos. Hay que aminorar la marcha. Un nuevo estilo de vida. ¿Es posible?. Lo dejo a tu reflexión.

Jorge Bergoglio relaciona ese desbordamiento del crecimiento tecnológico con la degradación ambiental, pero nos alerta: no basta una cultura ecológica que se limite a respuestas parciales. Una verdadera ecología necesita una adecuada antropología. ¿Adecuada? Es difícil resumirlo pero te diría que la clave es tomar conciencia de que el hombre no es un ser independiente y autónomo, sin más límites que los que impone la técnica. Por hoy lo dejo aquí. Te recomiendo la lectura del capítulo tercero de la Laudato Si. Te sorprenderá.

Profesor Titular de Universidad Dpto. Economía e Historia Económica Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales Universidad de Sevilla

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

* Please Add the Values