MONSANTO. Jugando a ser Dios.

gmo_no_field_taro-735x350-1

Desde este estreno, que hacemos de aspectos jurídicos relacionados con la Moda Sostenible, hoy vamos a ir por Derecho y llamar a las cosas por su nombre, para denunciar que la multinacional Monsanto está cometiendo crímenes de lesa humanidad y ecocidio.

Tenemos todos los elementos jurídicos, una serie de denuncias, un juicio, un caso con base fáctica (hechos acreditables) y argumentos jurídicos.

Las dimensiones del escándalo son globales, en la media en que Monsanto está pretendiendo hacerse con el monopolio mundial de mercado alimentario, patentando cereales, frutas, verduras, y ganado modificado genéticamente, controlando las decisiones sobre los precios y lo que se puede cultivar y se va a terminar consumiendo, concentrando un gran poder, ahora quieren expandir sus intereses al agua, recurso natural imprescindible para la vida que ha de estar libre de apropiación.

¿Alguien puede imaginar que tuviéramos que pagar por respirar?. No pueden patentar la Vida, y venderla.

Este gran poder atenta directamente contra la soberanía alimentaria, entendido como derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma ecológica y su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo, y la libertad individual para no consumir productos genéticamente modificados (OGM), a todo ello contribuyen instrumentos jurídicos internacionales como el Tratado de Asociación Transpacífico TTP , que implica de facto la entrada en la unión europeo de productos modificados genéticamente estadounidenses a gran escala, sacando las actividades de multinacionales como Monsanto del control judicial de los países afectados.

Lo que implicará de nuevo concentración de riqueza y poder, y apropiación y sobreexplotación, y contaminación a gran escala, así como graves riesgos para la salud humana derivado de los efectos de los productos genéticamente modificados y de los agroquímicos que incorporan (cáncer, daños en la fertilidad humana, malformaciones…), que se venden a la vez a los campesinos, que todos los años han de pagar a Monsanto por sembralas, enfrentándose a demandas y condenas judiciales si no lo hacen, encontrando casos en los que incluso ha existido condena del agricultor cuando los cultivos transgénicos han contaminados cultivos cercanos que nunca quisieron serlo.

Ahora le toca a Monsanto, del día 14 al 16 de octubre se celebrará en la Haya, coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, un juicio contra Monsanto en el que serán escuchados más de treinta testimonios por un Tribunal compuesto cinco jueces de reconocido prestigio. Os mantendremos informados.

 

———

Imagen tomada de Slow Food:

http://www.slowfood.com/network/es/slow-food-apoya-al-tribunal-monsanto-firma-la-peticion/

(Si te apetece firmar la petición de apoyo a esta causa haz clic en el link)

Etiquetas:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

* Please Add the Values