Que no cunda el pánico, nuestra casa es el mundo: existen muchas formas de ser sostenible con “las simples cosas”

 

En un diálogo de varias mujeres entre 70 a 20 años se hablaba de algunas cosas que en la actualidad se han olvidado pero que desde el punto de vista de la sostenibilidad vuelven a tomar sentido y a ser imprescindibles, aparte que es entrañable recordar de nuestras abuelas para llevar a la práctica sabiendo que formó parte de nuestra cultura.

 

amueblando estas entradas luneras pensé que a las personas se aman y a las cosas se quieren, o, quien no ha tenido un jersey que no da más de sí pero tiene un algo que impide que lo dejemos en el contenedor de ropa, y un hermano o amigo que, a veces lo dejarías en el primer contenedor pero lo sigue teniendo en lo más profundo de tus entrañas. Bromas aparte dejo los tips de las abuelas:

 

  1. Cuidar las cosas que usamos, porque al final de la vida útil que le podamos dar nosotros otra persona pueda aprovecharla si está en buen estado, este caso se da mucho entre familiares cercanos con la ropita de bebé, o en mi casa era la “chica sándwich” de cuatro hermanos, vaya la del medio, y en ocasiones algo que mi hermana usaba lo heredaba.
  2. Esto resulta un tanto budista, aunque también proviene de nuestra cultura y es el evitar apegarnos, una forma de hacerlo es “reducir” la necesidad de tener cosas personales, es muy práctico, es como dice el poeta Cesare Pavese “un árbol que en tiempo de otoño se queda sin hojas” para luego reverdecer.
  3. Si hablamos de la superficialidad es algo inabarcable así que resumiremos en que evitemos crearnos necesidades superfluas, seguro que todos hemos escuchado a un niño decir “es que todos en mi clase lo tienen”, sorprendentemente llegamos a adultos y seguimos pensando igual en cuanto a cosas o recursos y cada cual tiene necesidades específicas porque, aunque somos iguales, somos diversos así que eso.

Tres es un buen número para repensar nuestros andares y relaciones con las cosas y las personas y con el reducir el consumo.

 

Libertad y ánimo a aquellos venezolanos que dejan las pequeñas cosas y se llevan lo importante, os dejo con Mercedes Sosa:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

* Please Add the Values